5 consejos para proteger los ojos de los niños en verano

5 consejos para proteger los ojos de los niños en verano

 

Entramos en agosto, sin duda el mes vacacional por excelencia en nuestro país, y niños y mayores nos preparamos para disfrutar de playas, piscinas y aire libre bajo un sol implacable: ¿cómo proteger los ojos de los niños en verano?

Ya sea en la playa, en la piscina, en el campo o en la ciudad, nuestros ojos están expuestos durante el verano a una radiación superior a la del resto del año incluso en días nublados. Todos somos conscientes que en verano debemos proteger especialmente la piel de los más pequeños, pero ¿qué ocurre con los ojos de los niños?

ojos bebeComo ya reseñamos en post anteriores, los ojos de los bebés y los niños son especialmente vulnerables a los efectos nocivos de las radiaciones solares que es acumulativa y puede incidir en el desarrollo de enfermedades visuales graves a corto plazo como queratitis, fotofobia o conjuntivitis y a largo plazo como cataratas o melanomas en los párpados.

¿Cómo debemos proteger los ojos de los niños en verano?

  Usando gafas de sol siempre que estén al aire libre.

Incluso en los días nublados, la radiación solar es muy alta y perjudica la salud de sus ojos. El 50% de la radiación ultravioleta que reciben nuestros ojos la recibimos antes de los 18 años y se trata de un daño que se acumula a lo largo de los años.

Usando siempre gafas de sol homologadas adquiridas en un establecimiento óptico.

Las gafas de sol no homologadas producen un efecto contrario en los ojos: las lentes tintadas obligan a la pupila a dilatarse por lo que al no disponer de un filtro solar adecuado la cantidad de radiación que reciben los ojos es aún mayor que si no llevaran gafas puestas.


ojos niñoProtección desde bebés.

Los expertos recomiendan que los bebés menores de 12 meses no se expongan al sol en las horas centrales del día en verano. Su cristalino no está aún formado por lo que la incidencia de los rayos UVA y UVB es aún más perniciosa. En cualquier caso, siempre que estén al aire libre debemos protegerlos con gorros con visera, situarlos preferiblemente a la sombra y gafas de sol cuando sea posible (especialmente a partir de los 6 meses).

Cuidando sus ojos como cuidas su piel.

Existe una clara concienciación sobre la necesidad de aplicar cremas de alta protección solar frecuentemente y evitar que los pequeños estén expuestos al sol en las horas centrales del día. Cuando hablamos del cuidado de los ojos de los niños, debemos seguir las mismas pautas con la misma insistencia no permitiendo que los niños dejen de usar gafas de sol y gorras y evitando las horas centrales del día.

conjuntivitisEn la piscina, siempre gafas de natación o buceo.

El cloro de las piscinas y las bacterias que puede haber en ellas son dos elementos favorecedores del desarrollo de molestas conjuntivitis. El uso de gafas de natación y buceo ayudará a proteger los ojos de los niños.

 

No Comments

Post A Comment