Cómo saber si tu hijo ve bien

Cómo saber si tu hijo ve bien

Cuidar la salud de tus hijos pasa también por prestar máxima atención a posibles problemas visuales. En muchas ocasiones, padres y madres nos hacen esta pregunta: ¿cómo saber si tu hijo ve bien?

   Los niños pueden presentar alteraciones visuales incluso desde el momento de su nacimiento, tratándose de problemas visuales hereditarios o congénitos. En los casos en los que los padres tengan estos problemas o se conozca una alta probabilidad de que aparezcan, lo habitual es que se haga una revisión específica siendo bebés.

hijo ve bienSin embargo, no es raro encontrarnos con casos en los que no se detectan problemas importantes de visión hasta edades como los 3 ó 4 años. En estos casos, a los padres y madres siempre les ronda la misma pregunta: ¿cómo no me he dado cuenta antes?

Ya explicamos en posts anteriores que la principal desventaja para detectar los problemas de visión de los niños es que tu hijo “ve bien”, es decir, cuando defectos refractivos como la miopía, hipermetropía o astigmatismo aparecen desde edades tan tempranas no son conscientes porque no tienen referencias de que ve bien.  

Aunque las revisiones de la vista periódicas son la mejor manera de saber si tu hijo ve bien, hay una serie de síntomas y hechos que pueden darte pistas:

El niño se frota muy a menudo los ojos

Tiene problemas de concentración o bajo rendimiento escolar

Se tropieza constantemente sin que haya obstáculos en el suelo

Se acerca demasiado a la televisión

Tiene dificultades para socializar en el colegio

A menudo sufre dolores de cabeza y mareos

hijo ve bienPrefiere jugar en casa que al aire libre

No quiere participar en juegos colectivos con otros niños en los que, por ejemplo, haya una pelota

Se acerca excesivamente a los objetos que le interesan

Guiña los ojos cuando quiere concentrarse o necesita ver mejor

Tiene una mancha blanquecina en la zona de la pupila

Echa la cabeza hacia atrás para ver mejor

No le llaman la atención objetos llamativos si están lejos

Se adapta mal a ambientes con poca luz

Le molesta mucho la luz solar

Le cuesta trabajo enfocar o mantener los ojos abiertos cuando lee, dibuja o ve la televisión

Desvía uno o ambos ojos cuando está cansado o enfermo

hijo ve bienLa aparición de uno o varios de estos síntomas indican que tu hijo no ve bien por lo que es recomendable acudir a un oftalmólogo para realizar una revisión de la vista cuanto antes.

Especialmente en el caso de los niños, la prevención es muy importante para evitar futuros problemas de visión. Los especialistas recomiendan haber realizado al menos una revisión completa antes de los 4 años.

Muchos de los problemas que hemos señalado no se asocian a priori con patologías visuales por lo que estas enfermedades pueden pasar desapercibidas y convertirse en enfermedades visuales crónicas.

No Comments

Post A Comment