El glaucoma en niños

glaucoma en niños

El glaucoma en niños

El glaucoma es un grupo de enfermedades caracterizadas por aumento de la presión del ojo que pueden causar daño del nervio óptico y pérdida severa de la visión. El glaucoma en niños o glaucoma pediátrico no es frecuente ya que suele aparece en adultos de edad media, aunque puede empezar a cualquier edad. La Sociedad Española de Oftalmología señala que el glaucoma congénito afecta de 1 a 3 casos por cada 30.000 nacimientos. 

¿Qué tipos de glaucoma pediátrico existen?

Distinguimos diferentes tipos de glaucoma en niños en función de la edad de aparición: 

glaucoma en niñosGlaucoma congénito: se presenta al nacer. Se trata de una enfermedad hereditaria que requiere de genes recesivos en ambos progenitores.

Glaucoma infantil: empieza a la edad de 1-24 meses.

Glaucoma juvenil: es el glaucoma que empieza después de los 3 años de edad.

Además de estas tipologías de glaucoma primario, en los que no existe una causa identificable, existen los glaucomas secundarios se asocian a condiciones sistémicas como la neurofibromatosis (trastorno hereditario en el que se forman tumores o neurofibromas) y condiciones sindrómicas como el Síndrome de Sturge Weber o el Síndrome de Axenfeld- Rieger (Disgenesia iridocorneal).

También hay glaucomas derivados de traumas oculares, cirugías oculares previas (como catarata congénita o traumática) y uso de medicamentos como esteroides.

En todos los casos, es fundamental el examen del niño por parte de un oftalmólogo pediátrico para detectar si el niño tiene glaucoma o predisposición a glaucoma y poder establecer su tipología y tratamiento. 

¿Cuáles son los síntomas de glaucoma en los niños?

glaucoma en niños

Mayor sensibilidad a la luz  o fotofobia

Lagrimeo excesivo

Cierre de uno o ambos ojos ante la exposición a la luz (guiño de ojos)

Córnea agrandada y opaca 

Asimetría en el tamaño de los ojos

Pérdida visual

Si la presión ocular aumenta en forma súbita en niños, pueden estar irritables, con dolor y poco apetito. En algunos casos pueden tener vómitos.

Los síntomas del glaucoma pueden simular otros problemas oculares o médicos, por lo cual es muy importante consultar con el médico pediatra y el oftalmólogo.

¿Cómo se evalúa en glaucoma en los niños?

glaucoma en niñosEl examen ocular incluye:

La medición de la presión ocular para detectar si está elevada

Prueba de agudeza visual

La biomicroscopia (observación del ojo bajo microscopio)

Detección de errores refractivos

El examen de fondo de ojo

Si se sospecha de glaucoma en niños, se estudian otros parámetros más específicos como:

Medición del diámetro de la córnea y la claridad de la córnea

Medición del largo axial del ojo

Evaluación del nervio óptico para ver si hay aumento de la excavación o palidez que indica daño del nervio

Gonioscopia: Es un estudio donde se observa el ángulo entre el iris y la córnea, para saber si es abierto o estrecho. Este espacio es el sistema de drenaje de la presión intraocular, y en algunos casos puede haber malformaciones o alteraciones embrionarias que obstruyen la circulación del humor acuoso y predisponen a glaucoma.

Algunos de estos exámenes se realizan en la consulta, dependiendo de la colaboración del niño, por lo que es muy importante el apoyo de los padres.

En caso de bebés pequeños (que nacen con las córneas opacas y signos claros de que existe glaucoma), niños con retraso de la maduración o cuando los niños no colaboran con el examen ocular es necesario realizar un examen completo bajo sedación para poder examinarlos correctamente y hacer un diagnóstico.

¿Cuál es el tratamiento del glaucoma en niños?

glaucoma en niñosUna vez que se ha determinado la causa del glaucoma, el objetivo del tratamiento es descender el valor de la presión intraocular lo antes posible para evitar el daño del nervio óptico. Esto se realiza mediante medicaciones o cirugía, dependiendo de la causa del glaucoma. La mayoría de los glaucomas en niños se tratan con cirugía.

Además los niños con glaucoma suelen tener errores refractivos por lo que también van a necesitar gafas. A veces, pueden desarrollar ojo vago o ambliopía y estrabismo.

En cualquier caso, los exámenes oculares periódicos son fundamentales para evitar la pérdida visual severa.

No Comments

Post A Comment