El síndrome del ojo seco, ¿tiene cura?

cura ojo seco

El síndrome del ojo seco, ¿tiene cura?

El síndrome del ojo seco es una enfermedad que afecta a la película lagrimal, que puede producir daños en los ojos y mermar enormemente la calidad de vida de los pacientes. A pesar de ser una enfermedad de carácter leve, en algunos pacientes puede desembocar en problemas de visión muy serios.

La lágrima es fundamental para el correcto funcionamiento del ojo, por lo que cualquier interferencia en su funcionamiento necesariamente repercute en el sistema de visión.

cura ojo seco

Se trata de una enfermedad más frecuente de lo que nos imaginamos: en torno a un 30% de las consultas recibidas en nuestra Clínica están de alguna manera relacionadas con esta dolencia.

Las causas por las que se produce son muy variables.

La primera, sin duda, es la edad. También hay otras como la disminución de estrógenos con la menopausia en el caso de las mujeres, tomar medicamentos recurrentes como los antihistamínicos  o padecer enfermedades como la diabetes.

Se suman factores ambientales como el uso de pantallas y dispositivos iluminados que hacen que parpadeemos hasta 7 veces menos de lo necesario o los aires acondicionados y sistemas de calefacción.

cura ojo secoEl síndrome del ojo seco, ¿tiene cura?

Generalmente, el ojo seco no tiene una cura definitiva salvo que las causas que lo han desencadenado sean bien conocidas. Por ejemplo, un paciente que tenga una enfermedad en los párpados (ectropión) o una artritis reumatoide, si tratamos los problemas concretos solucionaremos probablemente el ojo seco.

En los demás casos, que son la mayoría, lo que haremos será minimizar los efectos negativos sobre la salud de los pacientes de este síndrome. Se trata de poner un tratamiento que mejore su calidad de vida. Para eso contamos con varias herramientas:

Antifaces de calor: se pueden encontrar en farmacias y suelen ir rellenos de pepitas de uva. Cuando los calentamos y lo ponemos sobre nuestros ojos, el calor ayuda a licuar el aceite natural de nuestra película lagrimal y de esta manera nuestro ojo se lubrica mejor.

Ejercicios de descanso visual: para las personas que sufren esta enfermedad es especialmente importante tener en cuenta una serie de rutinas de descanso durante el uso de pantallas, móviles y tablets, así como en momentos de fijación prolongada de la vista como la lectura o la conducción.

cura ojo seco

Cápsulas de aceite de hígado de bacalao: rico en omega3, omega 6 y DHA es de gran ayuda para generar los aceites que ayudan al ojo a mantenerse lubricado. Se trata de una forma muy sencilla de mejorar la calidad de la lágrima.

Lágrimas artificiales: compuestas en su mayoría por agua, pueden ser de gran de ayuda en la lubricación de los ojos. Ante la diversidad de productos que nos ofrece el mercado es recomendable consultar con el oftalmólogo cuál es el producto más conveniente para cada caso.

No Comments

Post A Comment