Queratocono

¿QuÉ ES EL QUERATOCONO?

El queratocono es una enfermedad de la córnea que provoca una degeneración progresiva y generalmente se produce en los dos ojos a la vez. Durante esta evolución, la córnea adopta una forma cónica irregular debido a la alteración interna del tejido corneal que se manifiesta en el adelgazamiento de la estructura corneal en su zona central o paracentral. También puede aparecer un alto astigmatismo irregular.

En la actualidad no se ha concretado la causa específica de los cambios corneales, aunque en muchos casos existen antecedentes en la familia del paciente.

Los primeros síntomas del queratocono suelen aparecer durante la pubertad o la adolescencia temprana, progresando hasta los 30 ó los 40 años, cuando normalmente se detiene la evolución, aunque la enfermedad puede volverse estacionaria en cualquier momento.

A veces, la patología aparece en edades más avanzadas y, en este caso, no degenera tanto ya que el astigmatismo que suele ir asociado al queratocono es más bajo que en el caso de las edades tempranas.

CONTACTE CON NOSOTROS

Si desea recibir más información rellene el formulario con todos los datos y nos pondremos en contacto con usted en la mayor brevedad posible






Acepto y entiendo La política de privacidad
Ver política de privacidad

Síntomas

En los primeros estadios de la enfermedad, la visión puede verse afectada ligeramente por algún defecto refractivo que provoca deslumbramientos, sensibilidad a la luz e irritación.

La visión borrosa, la existencia de visión doble o de halos, el dolor, la fotofobia o la pérdida de brillo y transparencia de la córnea son, entre otros, algunos síntomas que obligan a sospechar de la existencia de una patología corneal. En este caso, el paciente debe acudir al oftalmólogo para que evalúe su situación.

El paciente con queratocono suele tener una visión distorsionada de las imágenes, que puede afectar a un ojo o a los dos debido al desarrollo asimétrico de la enfermedad. Cuanto más avanzada esté la ectasia (adelgazamiento o degeneración de la córnea), más posibilidades habrá de que ésta afecte a los dos ojos. Con el paso del tiempo, la córnea irá perdiendo grosor y se deformará poco a poco provocando astigmatismos cada vez más elevados e irregulares que, raramente, podrán ser corregidos con lentes.

La velocidad del empeoramiento varía en cada paciente. Es posible desde una progresión rápida en la adolescencia temprana hasta un desarrollo más lento de la enfermedad sin que se manifiesten síntomas hasta edades avanzadas.

Tratamiento-Cirugía del Queratocono

Mal llamados anillos intracorneales, los segmentos intracorneales son unas piezas semi-circulares de un material sintético llamado PMMA que, introducidos en el interior de la córnea enferma, la regularizan y la aplanan. En consecuencia, disminuye el astigmatismo, la miopía, mejora la visión y lo que es más importante ayudan a frenar o a parar la evolución de la enfermedad . Hay distintos tipos y nombres comerciales de segmentos. Los más conocidos son los Intacs, los Intacs SK, los Segmentos de Ferrara y los Anillos Keraring. Estos dos últimos son idénticos prácticamente pero con distinto nombre comercial. Hay otros tipos de segmentos pero hay mucha menos experiencia con ellos.

La cirugía con segmentos es extremadamente sencilla en manos de oftalmologos especialistas en queratocono. Se realiza con unas gotas de anestesia y en un tiempo medio de 10 a 15 minutos de forma ambulatoria. Se puede operar todo paciente con queratocono que no tenga opacidades o cicatrices centrales en la córnea. Los resultados son mejores en los inicios de la enfermedad, es decir que cuanto antes se opere mejor. Los segmentos se pueden implantar manualmente o mediante un láser de femtosegundo. Los resultados son idénticos si bien la implantación manual, que es más rápida, menos dolorosa y más segura, requiere obligatoriamente las manos de un cirujano con años de experiencia. Es por ello que en la mayoría de los centros se recomienda el uso de un láser.

El oftalmólogo Dr. Julián Cezón es pionero en España en la implantación de segmentos intracorneales con más de 14 años de experiencia.

Puede ser que usted nunca necesite hacerse la operación de queratocono. Revisándose la vista regularmente, usted y su oculista pueden decidir cuándo va a necesitar realmente el tratamiento quirúrgico.

Si usted requiere una operación de queratocono en ambos ojos, la cirugía de queratocono se realizará en cada ojo individualmente, y generalmente con una a seis meses de diferencia entre una cirugía y otra.

Canal TV

¿Tiene solución?

Por supuesto que sí. La mejor opción es una operación de queratocono que se llama Segmentos Intracorneales (en algunos sitios le llaman anillos). Otro tratamiento muy efectivo es el Crosslinking. El Dr. Julián Cezón es pionero en este tipo de tratamientos, con más de 12 años de experiencia. Otras opciones más agresivas son los distintos tipos de trasplante de córnea

¿Estas operaciones de queratocono son seguras y hay suficiente experiencia?

Rotundamente Sí. Las primeras operaciones de queratocono con segmentos se realizaron en los años 90.

¿Debo tomar alguna precaución especial antes de la primera visita?

Sí, si usa lentillas, quítelas 2 o 3 días antes si son blandas y dos semanas si son rígidas o semirrígidas. Intente evitar el maquillaje excesivo en los ojos. Después podrá volverse a poner lentillas y a maquillarse ya en nuestra clínica.

¿Podré ir y volver a la clínica conduciendo? ¿Es mejor venir acompañad@?

Podrá venir conduciendo y si no es necesario dilatar sus pupilas con unas gotas en la primera visita podrá regresar también conduciendo. Ahora bien, antes de la cirugía se le citará nuevamente para completar el estudio con dilatación pupilar, verá borroso durante unas horas y en consecuencia será oportuno que venga acompañad@.

¿Qué pruebas me realizarán para diagnosticar el Queratocono?

Podrá venir conduciendo y si no es necesario dilatar sus pupilas con unas gotas en la primera visita podrá regresar también conduciendo. Ahora bien, antes de la cirugía se le citará nuevamente para completar el estudio con dilatación pupilar, verá borroso durante unas horas y en consecuencia será oportuno que venga acompañad@.

¿En qué consisten las pruebas una vez decidida la operación?

El secreto de una cirugía perfecta es un estudio previo minucioso. Necesitará aproximadamente unas dos horas para realizarle toda una serie de mediciones de sus ojos (graduación exacta con y sin dilatación de pupilas, estudio del espesor de la córnea, de su geometría, estudio ecográfico, topografía, …) y otras pruebas que considerará oportunas su médico y que discutirá con Ud.

¿Podré venir acompaña@ el día de la cirugía?

Es deseable que venga acompañad@ aunque le rogamos no se trate de más de dos personas. Al quirófano sólo se permite la compañía de personal titulado.

Llegó el GRAN DIA ¿Es una operación dolorosa?

En absoluto, se realiza con unas gotas de anestesia.

En la Operación de Queratocono ¿Se opera un ojo o los dos a la vez?

Primero uno, el que peor esté. El motivo es que tras la operación habrá que esperar entre uno y seis meses hasta que la visión se estabilice (verá pero no perfecto).

¿Cuánto dura la operación?

Unos minutos. El láser sólo actuará unos segundos. Casi se tarda más en prepararlo todo que en hacerlo

¿Cómo veré justo después tras la Operación de Queratocono?

Razonablemente bien ya que no se tapará el ojo intervenido, pero habrá que esperar semanas, incluso meses antes de que la vista esté estabilizada.

Tras la Operación de Queratocono, ¿podré ir en coche o en tren?

Sí, por supuesto sin conducir, y en tramos lo más cortos posibles (menos de dos horas). No aconsejamos el autobús.

¿Después de la Operación de Queratocono, necesitaré gafas o lentillas?

Seguramente, sí. Este tipo de operación sólo pretende parar la evolución de la enfermedad. Impide que su córnea se deteriore más. Mejora la visión pero no elimina todas las dioptrías, por lo que necesitará, salvo en ciertos casos, una graduación con gafas o con lentillas. Algunos casos que no podían soportar las lentillas antes de la operación, tras la misma sí pueden utilizarlas. Para los pacientes que tras la operación no quieren utilizar gafas o lentillas pueden optar por otro tipo de intervención con la implantación de lentes intraoculares.

Para lo que necesite no dude en contactar con Clínica Oftalmológica CIMO