La miopía, ¿puede curarse?

cura miopia

La miopía, ¿puede curarse?

La miopía es un problema de visión muy común que afecta aproximadamente a un 25% de la población española.

Se origina por un defecto de refracción del ojo que provoca que los rayos de luz que entran en el ojo converjan en un punto situado delante de la retina en lugar de en la propia retina. Es un efecto inverso al de la hipermetropía, donde los rayos coinciden por detrás de la retina.

Este defecto de la visión se traduce en unos síntomas que a muchos les sonarán:
– dificultad para enfocar objetos lejanos
– dolores de cabeza
– estrabismo
– incomodidad visual
– irritación de los ojos

La miopía se mide en dioptrías negativas, siendo la dioptría la unidad de medida que expresa el poder de refracción de una lente.

¿Cuáles son sus causas?
Las causas de la miopía es un tema algo controvertido. Tradicionalmente, se ha considerado que la miopía es un problema de visión hereditario. Puesto que está directamente relacionada con la fisonomía del propio ojo (el globo del ojo es más alargado, por ejemplo), la hipótesis mayormente admitida y refrendada en gran parte con los hechos es que padres miopes tienen hijos miopes.

Pero esta teoría ha sido recientemente puesta en duda, al menos parcialmente.

Recientes estudios han demostrado que los factores ambientales tienen un gran peso en el desarrollo de este defecto de la visión. De hecho, se ha constatado que los niños que pasan más tiempo al aire libre son menos propensos a padecerla. Esto implicaría que en el desarrollo de la dolencia nuestros hábitos de vida serían determinantes. En este sentido, hay otro llamativo: en sociedades más avanzadas como la norteamericana o la europea, la incidencia porcentual de este defecto es mayor. Algunos expertos señalan en este punto que la actividad estudiantil (la miopía suele asentarse antes de los 20 años) puede ser condicionante en su desarrollo si bien no ha podido establecerse claramente una relacional causal.

¿Tiene cura?

cura miopiaCuando el grado de incidencia de este defecto comienza a notarse en el día a día, muchos optan por el uso de gafas o lentillas.

En algunos casos, especialmente en aquellos pacientes mayores de 21 años que lleven años sin que la miopía crezca, es una alternativa muy recomendable su eliminación mediante cirugía.

Mediante una microincisión, el paciente puede liberarse de gafas y lentillas para siempre.

Para conocer si un paciente es un buen candidato para esta cirugía deberá someterse a unas pruebas indoloras que duran unos 30 minutos y que le asegurarán unos buenos resultados.

Si quieres saber más sobre la operación, su precio o si quieres comprobar si podrías ser un buen candidato, pídenos una cita.

No Comments

Post A Comment