Ojos y diabetes: ¿cómo cuidar la vista?

Ojos y diabetes: ¿cómo cuidar la vista?

Un reciente estudio señala que un 47% de las personas con diabetes no acuden regularmente a las revisiones periódicas de la vista. No siempre es fácil encontrar el hueco, pero cuando hablamos de ojos y diabetes, la prevención es más que fundamental. ¿Cómo cuidar la vista en estos casos?
Los pacientes con diabetes constituyen un colectivo especialmente vulnerable al desarrollo de enfermedades oculares que en sus desarrollos más graves pueden terminar en ceguera.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pacientes es la posibilidad del desarrollo de retinopatía. Como ya vimos en un post anterior, la retinopatía diabética es una enfermedad ocular en la que el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan el ojo provoca pérdidas de líquido que afectan a la visión. Cuando el organismo trata de reparar estos vasos dañados se produce además una proliferación de tejido fibroso en la retina que perjudica seriamente la capacidad de ver. La enfermedad, llevada a su extremo, puede llegar a provocar ceguera.

 

¿Cómo deben cuidar los ojos las personas con diabetes?

“Prevenir es curar”.

revisar la vistaCuando el paciente es diagnosticado de diabetes, es recomendable realizar una visita al oftalmólogo para que haga una primera revisión en profundidad. Una de las pruebas más habituales en estos casos es la realizar un fondo de ojo que sirve para examinar a fondo la retina y encontrar indicios de enfermedades como glaucoma o cataratas.

Posteriormente, en pacientes mayores de 45 años lo habitual es realizar al menos una revisión ocular anual si bien debe ser el oftalmólogo quien marque la frecuencia de las mismas.

En casos en los que se identifiquen riesgos para la salud ocular del paciente, las revisiones pueden programarse cada 6 meses.

Además, es recomendable que el diabético ante cualquier anomalía visual o en el estado de sus ojos solicite inmediatamente cita con su oftalmólogo ya que puede estar sufriendo los inicios de una retinopatía.

 

vista y diabetesMantener a raya la diabetes.

Vigilar los índices glucémicos para mantenerlos lo más cercanos posible a parámetros normalizados, así como los índices de colesterol (LDL y HDL) y triglicéridos en términos saludables es clave para que no se desarrolle la temida retinopatía.

De igual manera, la presión arterial y la tensión intraocular deberán estar bajo control para evitar problemas en los ojos.

Ante cualquier duda sobre los cuidados y frecuencia de las revisiones, es fundamental consultar al oftalmólogo.

No Comments

Post A Comment