¿Por qué debes proteger bien los ojos en verano?

¿Por qué debes proteger bien los ojos en verano?

Llega el verano y nos acordamos siempre de llevar las gafas de sol con nuestros cuando estamos al aire libre aunque a veces llevamos a cabo prácticas que lejos de proteger nuestros ojos están empeorando su exposición solar, ¿sabes por qué debes proteger bien los ojos en verano?

La radiación ultravioleta es casi más dañina para tus ojos como para tu piel.

Los rayos ultravioletas son parte integrante de los rayos solares. Estos rayos tienen 3 formas: UVA, UVB y UVC. Esta última es la más peligrosa para el ser humano y es absorbida por la capa de ozono, de ahí que el deterioro progresivo medioambiental esté haciendo más peligrosa para nuestra salud la exposición al sol.

Estas radiaciones tienen capacidades mutagénicas, es decir, que son capaces de alterar nuestras cadenas de adn provocando comportamientos irregulares en las células asociados con el desarrollo de cánceres tanto en la piel como en los ojos.

Nuestros ojos son 20 veces más sensibles a la luz del sol que nuestra piel, de ahí la importancia de proteger bien los ojos en verano.

Son diversas las enfermedades que la sobreexposición al sol puede desencadenar en nuestros ojos.

Un exceso de exposición solar puede favorecer la pronta aparición de cataratas, degeneración macular asociada a la edad, cáncer, otras enfermedades de retina o pterigión, un crecimiento anormal del tejido de la conjuntiva que se inflama y se expande a lo largo del ojo desde la zona blanca o esclerótica hacia la córnea. Una exposición excesiva puede provocar quemaduras o incluso ceguera temporal.

El daño de la exposición solar es acumulativo

Desde niños, debemos proteger bien los ojos en verano ya que la radiación se acumula año tras año. Se calcula que antes de los 18 años una persona habrá recibido el 50% de las radiaciones que recibirá en sus ojos.

Siempre debemos proteger bien los ojos de las radiaciones solares.

Ya hemos hablado de la importancia de proteger los ojos de los más pequeños, tanto como los de los adultos y ancianos. Pero no sólo eso. Debemos proteger nuestros ojos incluso en días nublados ya que las nubes solo reducen los rayos solares pero no bloquean la radiación.

También debemos proteger los ojos oscuros (solemos pensar que los ojos claros son más sensibles, pero no tiene por qué ser así) y aunque usemos lentillas, no podemos olvidarnos de proteger nuestros ojos con gafas de sol homologadas y con complementos como sombreros o gorras que pueden llegar a reducir los problemas provocados por las radiaciones solares hasta en un 20%.

No Comments

Post A Comment