¿Por qué me lloran los ojos? La obstrucción del lagrimal

¿Por qué me lloran los ojos? La obstrucción del lagrimal

Son muchos los pacientes de todas las edades, desde niños a personas mayores, que acuden a nuestra consulta con esta pregunta: ¿por qué me lloran los ojos?

La respuesta no siempre es la misma, ya que hay numerosas causas que pueden provocar ese fenómeno que todos identificamos como lagrimeo y que se puede convertir en un molesto compañero.

Hoy queremos hablar de una de las causas: la obstrucción de las vías lagrimales o lagrimal.

Nuestros ojos producen lágrimas de manera constante para hidratar, proteger y lubricar el globo ocular. Estas lágrimas un vez realizan su función, son recogidas como si de una pequeña tubería se tratase, por el conducto lagrimal y confluyen al denominado saco lagrimal.

En el proceso, interviene además el parpadeo que exprime el saco lagrimal provocando una especie de efecto de succión que recoge las lágrimas para evacuarlas por el conducto nasal.

Cualquier alteración de este complejo mecanismo puede provocar que el sistema no funcione correctamente produciendo el molesto lagrimeo.

La obstrucción del lagrimal puede ser hereditaria o desarrollarse posteriormente. En el caso de los bebés, si no es hereditaria, suele resolverse de manera espontánea en los 12 primeros meses simplemente siguiendo unas buenas pautas de higiene. En los adultos, puede tener un origen muy variado desde infecciones crónicas como conjuntivitis hasta traumatismos.

Los síntomas pueden llegar a ser, además del molesto lagrimeo, irritación ocular constante, legañas y visión borrosa. Incluso pueden aparecer abultamientos en la zona del lagrimal derivados de la retención de las secreciones.

En cualquier caso, ante la aparición de los síntomas, debe acudir al oftalmólogo ya que la posibilidad de que se produzcan infecciones derivadas puede poner en serio riesgo nuestra salud visual.

No Comments

Post A Comment