¿Qué son las dioptrías?

¿Qué son las dioptrías?

Cuando hablamos de graduación de la vista, nombramos siempre las dioptrías. Pero, realmente ¿sabes qué son las dioptrías?

El término tiene su origen en el latín y más allá de este en el vocablo griego “dioptra” que alude a “instrumento óptico para examinar los ojos”.

La Real Academia de la Lengua española nos da dos definiciones complementarias. Por un lado, la dioptría es la unidad de potencia de los sistemas ópticos que equivale a la inversa de la distancia focal de 1 metro. En segundo lugar, define la dioptría como grado de defecto de un ojo, que se corresponde con las dioptrías de la lente necesaria para corregirlo.

De esta manera, para simplificar el asunto, podemos decir que la dioptría es una unidad de medida óptica que señala la distancia focal que debe tener una lente para corregir nuestra visión y de esta manera se convierte en la medida de graduación de nuestros ojos.

Las dioptrías se miden en intervalos que van de 0,25 en 0, 25 y se le aplica delante el signo positivo (+) o negativo (-) en función de si las lentes son convergentes (+) que son aquellas que son más gruesas en la parte central o divergentes (-) que son más gruesas en los extremos y delgadas en el centro.

Cada una de estas lentes provoca que los rayos de luz se concentren en un plano diferente y por tanto tienen aplicación en distintos tipos de defectos refractivos:

Miopía: es un defecto refractivo muy común en el que se produce una mala visión de lejos motivada por un ojo más largo de lo habitual. La imagen se forma en un plano anterior por delante de la retina lo que provoca desenfoque. Cuanto más distancia se produzca entre la formación de la imagen y la retina, mayor será en número de dioptrías necesarias. Las lentes utilizadas son divergentes o negativas para favorecer la formación de la imagen desenfocada en la retina.

Hipermetropía y presbicia: en ambos casos, aunque por diferentes motivos, el paciente tiene problemas para enfocar en un plano de corta distancia. En el caso de los hipermétropes, estos no ven bien de cerca debido a que la imagen se forma detrás de la retina. En el caso de quienes sufren presbicia o vista cansada, el mecanismo de acomodación del ojo se ha deteriorado e impide al paciente ver bien de cerca. En ambos casos, la corrección pasa por lentes convergentes o positivas.

Astigmatismo: este caso es un poco más complejo ya que pueden darse dioptrías positivas y negativas en un mismo ojo  . Recordemos que el astigmatismo se caracteriza por convivir refracciones diferentes en los dos meridianos del ojo por lo que para que las imágenes se enfoquen correctamente podremos requerir lentes positivas o negativas para cada uno de ellos. La diferencia de graduación entre los dos meridianos con diferente número de dioptrías es la graduación que se receta a una persona con astigmatismo y se acompaña de la posición o eje que se indica mediante grados.

No Comments

Post A Comment