El glaucoma es una enfermedad ocular que puede causar daño al nervio óptico del ojo, lo cual puede llevar a la pérdida de visión si no se trata a tiempo. Es una de las principales causas de ceguera en el mundo, pero con un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado, sus efectos pueden ser controlados.

¿Qué causa el Glaucoma?

El glaucoma generalmente es causado por un aumento en la presión dentro del ojo, conocido como presión intraocular. Esta presión elevada puede dañar el nervio óptico, que es el encargado de enviar señales visuales desde el ojo hasta el cerebro. Las causas exactas pueden variar, pero algunos factores que pueden contribuir al desarrollo del glaucoma incluyen:

Herencia: Si tienes familiares con glaucoma, tu riesgo de desarrollarlo aumenta.
Edad:  El riesgo de glaucoma aumenta con la edad.
Problemas médicos: Enfermedades como la diabetes y la hipertensión pueden aumentar el riesgo.
Lesiones oculares: Un golpe o lesión en el ojo puede causar glaucoma.

Tipos de Glaucoma

Existen varios tipos de glaucoma, pero los más comunes son:

Glaucoma de ángulo abierto

Es el tipo más común. Ocurre gradualmente cuando los canales de drenaje del ojo se obstruyen, lo que causa un aumento de la presión ocular.

Glaucoma de ángulo cerrado

Es menos común pero puede ser más grave. Sucede cuando el ángulo entre el iris y la córnea es demasiado estrecho, bloqueando el flujo de líquido y causando un aumento rápido de la presión ocular.

Glaucoma congénito

Este tipo afecta a los recién nacidos y es el resultado de un desarrollo incorrecto de los canales de drenaje del ojo.

Glaucoma secundario

Es causado por otra condición médica, como una inflamación ocular, tumores o el uso prolongado de esteroides.

Riesgos del Glaucoma

El mayor riesgo del glaucoma es la pérdida de visión. Sin tratamiento, el daño al nervio óptico puede empeorar, causando puntos ciegos en tu visión periférica. Con el tiempo, esto puede llevar a la ceguera total. Otros riesgos incluyen:

Pérdida gradual de la visión periférica

Al principio, es posible que no notes ningún síntoma, pero a medida que avanza la enfermedad, la visión periférica se ve afectada.

Visión borrosa

En casos de glaucoma de ángulo cerrado, puede haber visión borrosa, halos alrededor de las luces, dolor ocular intenso y náuseas.

Tratamiento del Glaucoma

El tratamiento del glaucoma se enfoca en reducir la presión intraocular para prevenir más daño al nervio óptico. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

Gotas para los ojos o pastillas que ayudan a reducir la presión ocular.

Cirugía láser

Ayuda a mejorar el drenaje del líquido ocular.

Cirugía tradicional

En casos graves, puede ser necesaria una cirugía para crear un nuevo canal de drenaje para el líquido ocular.

Preguntas frecuentes sobre el Glaucoma

¿Cómo sé si tengo glaucoma?

El glaucoma generalmente no presenta síntomas en las etapas iniciales. Es importante hacerse chequeos regulares con un oftalmólogo para detectarlo a tiempo.

¿El glaucoma es curable?

No, el glaucoma no se puede curar, pero se puede controlar con el tratamiento adecuado para prevenir la pérdida de visión.

¿Cuándo debo hacerme un examen ocular?

Es recomendable hacerse un examen ocular completo cada uno o dos años, especialmente si tienes factores de riesgo como antecedentes familiares de glaucoma.

¿El glaucoma solo afecta a personas mayores?

No, aunque es más común en personas mayores, el glaucoma puede afectar a personas de cualquier edad, incluyendo bebés y jóvenes.

El glaucoma es una enfermedad ocular seria que puede llevar a la pérdida de visión si no se trata a tiempo. Es crucial hacerse chequeos oculares regulares para detectarlo y tratarlo a tiempo. Si tienes alguna preocupación sobre tu salud ocular o sospechas que podrías tener glaucoma, te invitamos a visitar nuestra clínica oftalmológica. Nuestro equipo de especialistas está listo para ayudarte y ofrecerte el mejor cuidado para tus ojos. ¡Agenda tu cita hoy mismo!

Traducir »
Ir al contenido